Menú Cerrar

Apuestas Deportivas vs Quinielas

Apuestas Deportivas vs Quinielas 1

5 razones para cambiar las quinielas por las apuestas deportivas

La quiniela fue durante mucho tiempo una auténtica institución y tradición en España. Era una forma para los españoles hacer apuestas deportivas. Su origen se remonta a los duros años 40 del siglo pasado, en plena Posguerra.

Actualmente está arraigada en muchísimas familias como algo sagrado que se practica cada fin de semana. El objetivo es hacernos ricos, pero nunca (o casi nunca) pasa.

Y como todo en esta vida, llega un momento en el que se queda obsoleto. Muchas personas se han pasado a las apuestas deportivas porque estaban cansadas de echar euros sin ganancias ni aciertos. Definitivamente, las apuestas le están comiendo la tostada a la Quiniela.

En este artículo os voy a ir desgranando, paso a paso, los motivos por los cuales las apuestas deportivas son mejores que la Quiniela:

La libertad de las apuestas deportivas

Aunque la quiniela ha evolucionado en España, no lo ha hecho a la velocidad de las apuestas deportivas. Apenas se limita a las jornada de la Liga Española de Fútbol. Y aunque se han creado las de la Champions en la semana, solo podrás jugar se limitan a los fines de semana (en caso de la Liga Española) o martes y miércoles (en caso de la Champions).

En cambio, con las apuestas deportivas tendrás la posibilidad de jugar cualquier día de la semana.

Las quinielas apenas se reducen al 1×2

En la Quiniela, puedes apostar a la victoria del equipo local, del equipo visitante, o al empate. No hay más. Sí, es verdad que puedes hacer varias columnas combinando diversos resultados, hacer versiones reducidas o asegurar con dobles o triples. Pero al fin y al cabo, solo te mueves entre tres opciones: 1×2.

Las apuestas deportivas rompen esa limitación histórica con decenas de mercados diferentes de apuesta: Número de goles en el partido, goles que marcará cada equipo, apuestas a goleadores, mercados de tarjetas, de córners, de intervalos de tiempo, al descanso y al final de los partidos… las posibilidades no son infinitas, pero se acercan.

No solo es fútbol…

A diferencia de las quinielas, en las apuestas deportivas podrás apostar, no solo a cualquier liga de fútbol de Europa, sino a otros deportes como el baloncesto, tenis, atletismo, bádminton, carreras de caballos o Críquet.

Además, con las apuestas deportivas puedes combinar varios partidos, de distintos deportes (la cantidad que desees); mientras que en la quiniela, las personas obligatoriamente tienen hacer los 15 pronósticos, sí o sí, supieses algo de los equipos implicados o no.

La emoción del directo

Puedes estar muy nervioso esperando a acertar los resultados de quince partidos durante un fin de semana, pero si pierdes, no puedes hacer nada.

Por otro lado, con las apuestas puedes seguir los partidos en directo y apostar mientras el balón está en juego. También cambiar tus pronósticos iniciales y tratar de minimizar tus pérdidas.

Las ganancias de ambos

Acertar el pleno al quince de una Quiniela nos puede resolver la vida y hacer que no volvamos a trabajar, sobre todo si hay bote acumulado… hablamos de millones de euros. Pero la probabilidad de que aciertes una Quiniela en estos términos es bajísima. Puedes tirarte toda la vida jugando uno o dos euros a la Quiniela los fines de semana y que jamás te toque, mientras que con las apuestas deportivas, si sabes de deporte, puedes sacar unos pocos euros cada semana.